> HISTORIA Y GEOGRAFIA NIVEL MEDIO: fotos

Bienvenidos!

¡Bienvenidos!

Este blog es un espacio diseñado para los alumnos del nivel medio. Aquí encontrarán programas, contenidos y actividades de la asignatura Historia y Geografía. También podrán acceder a distintos recursos, diarios, películas, videos, textos, música y otros que contextualizan los temas desarrollados en clase.

Prof. Federico Cantó

Mostrando entradas con la etiqueta fotos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta fotos. Mostrar todas las entradas

viernes, 15 de agosto de 2014

FASCISMO ITALIANO

 FASCISMO ITALIANO

El fascismo es una ideología conservadora, antidemocrática, militarista y anticomunista que surgió en Italia después de la primera Guerra Mundial. Fue cobrando forma con la figura de Benito Mussolini, líder sindical expulsado del partido socialista italiano por apoyar el ingreso de Italia a la primera guerra mundial donde combatió. En 1919, Mussolini crea el partido fascista que guiará la historia italiana hasta 1944.

  La participación de Italia en la Primera Guerra mundial (1914-1918) había provocado que la economía colapsara, al igual que su sistema político, y provocara grandes estallidos sociales. Por otra parte, el tratado de Versalles no le concedió a Italia territorios del imperio Austrohúngaro que se le habían prometido. El socialismo y el comunismo canalizaron el descontento de los sectores populares hacia sus partidos políticos. Estas ideologías "de izquierda” contaban con el  apoyo mayoritario de la sociedad italiana de posguerra.

Frente al avance de los grupos de izquierda se fue definiendo un nuevo partido político con rasgos totalitarios. Este partido fue bautizado por su fundador, Benito Mussolini, con el nombre de Partido Nacional Fascista. El objetivo de este partido era frenar el avance de la izquierda política italiana y eliminar las agitaciones sociales lideradas por socialistas y comunistas.

La Iglesia Católica, los industriales, banqueros, empresarios agrícolas y la clase media italiana criticaban al gobierno parlamentario del rey Victor Manuel III al que lo acusaban de tibio por no actuar de manera más firme para controlar la crisis italiana. Estos grupos dejaron hacer o apoyaron a los movimientos fascistas que surgieron por toda Italia. Los grupos fascistas, llamados fascios o camisas negras, actuaban con violencia rompiendo huelgas o realizando atentados contra líderes socialistas, comunistas y sindicales. 

En octubre de 1922 el gobierno se hallaba debilitado y los grupos fascistas de todo el país “marcharon sobre Roma”, la capital italiana, y le exigieron al rey que formara un nuevo gobierno. El Rey impuso el nombramiento de Mussolini como primer ministro, excediéndose en sus atribuciones constitucionales. De esta manera los fascistas llegaron al poder bajo el liderazgo de “el Duce” (caudillo, lider)


El “Duce” demostró una habilidad extraordinaria para transformar el sistema parlamentario en una dictadura personalista. Lo primero que logró fue que el parlamento le otorgase plenos poderes. Mussolini lideró un Estado paralelo mediante organizaciones como el Gran Consejo del Fascismo que tomaba las decisiones políticas y redujo al gobierno a un papel administrativo. En 1924 se realizaron elecciones y el partido fascista resultó electo por cinco de los siete millones de votantes. A partir de entonces el régimen fascista fue acentuando sus características principales. Mediante leyes del parlamento Mussolini logró acumular el título de Jefe de gobierno, Primer Ministro, Secretario de Estado, y le fue permitido legislar por decreto, también se lo eligió  caudillo del Partido Fascista.

La violencia fue una herramienta legal contra los “enemigos del Estado”. Se prohibieron los partidos políticos y los sindicatos. La policía aumentó sus atribuciones, un tribunal de defensa del estado, nombrado por Mussolini, juzgaba a los opositores al gobierno y aplicaba la pena de muerte. Se instauró el delito de opinión y los diarios de la oposición fueron clausurados. El Partido Fascista se convirtió en el partido único. La propaganda política y el monopolio de la educación de la juventud impulsaron la creación estructuras paramilitares (jerarquía y disciplina) en todos los ámbitos de la vida italiana.

El fascismo construyó un Estado Corporativo organizado jerárquicamente. Las corporaciones eran asociaciones de obreros y patrones que representaban a las distintas actividades; industria, comercio, finanzas, etc. Estas corporaciones establecían los salarios y las condiciones de trabajo. Los representantes de las corporaciones constituían el Consejo Nacional de Corporaciones. El Duce trataba directamente con este Consejo.

El fascismo intervino de manera directa en la economía. Aunque algunas características del liberalismo se conservaron perdieron su función original. El gobierno apoyo la iniciativa privada pero con la intervención del Estado, a la vez que aseguró la propiedad privada. El Estado Fascista emprendió un amplio plan de obras públicas para estimular el empleo y la producción de la industria y la agricultura. Se caracterizó por un gran impulso de modernización de las industrias de tecnología avanzada, especialmente en las ramas eléctrica y metalmecánica; lo cual constituye el origen de la actual capacidad industrial de Italia. En las ciudades se construyeron numerosos núcleos de habitaciones colectivas; así como grandes urbanizaciones. Las reservas del Banco de Italia aumentaron y se valorizó la lira, moneda de Italia.

La política exterior de Mussolini lo llevó a apoyar militarmente al “alzamiento” español encabezado por el General Francisco Franco, y a intervenir directamente en la Guerra Civil española de 1936. Asimismo, lo involucró en la Segunda Guerra Mundial. Finalmente, en los últimos años de la Segunda Guerra Mundial, el gobierno italiano de Mussolini se convirtió en un verdadero protectorado alemán; los ejércitos alemanes invadieron y de hecho ocuparon Italia para resistir la invasión de las fuerzas aliadas en el frente del Mediterráneo. 

Hacia el final de los combates de la Segunda Guerra Mundial en Italia, Mussolini fue apresado por un grupo de guerrilleros, que le dieron muerte. El régimen fascista se extinguió en Italia a causa de su derrota en la guerra; y fue suplantado por una nueva Constitución democrática respaldada por los Aliados, que en 1944 estableció la República Italiana.

Actividades:

1) Identificá las causas que impulsan la formación del fascismo.
2) Caracterizá el régimen de Mussolini.
3) Confecciona un cuadro o gráfico que explique el funcionamiento del Corporativimo fascista.
4) En el año 1932 Mussolini da a conocer el libro “La doctrina del fascismo” donde expone sus creencias. A continuación se citan algunos párrafos de este libro donde podemos apreciar su peculiar pensamiento. Utilizá el texto y los fragmentos que se presentan para explicar el rol del Estado el Fascista.

“…ante todo el fascismo no cree en la posibilidad ni en la utilidad de la paz perpetua…únicamente la guerra lleva a su punto máximo de tensión todas las energías humanas e imprime un sello de nobleza…”

 “…Para el fascismo el Estado es un absoluto, ante el cual el individuo y los grupos son lo relativo (solo existen) en la medida que forman parte de un Estado…”

“….El Estado, tal y como lo concibe el fascismo, es un hecho espiritual y moral, pues lleva a cabo la organización política, jurídica y económica de la nación….El Estado garantiza la seguridad interior y exterior, pero también vigila y transmite el espíritu del pueblo….”

“…El Estado no es solo presente, sino también pasado y sobre todo futuro (….)…es el Estado el que, representa la conciencia de la nación….”

El Estado…”conduce a los hombres, desde la vida elemental de la tribu, hasta la más elevada expresión humana de poder, es decir, al imperio…”