> HISTORIA Y GEOGRAFIA NIVEL MEDIO: LAS CIVILIZACIONES DEL MEDITERRÁNEO

Bienvenidos!

¡Bienvenidos!

Este blog es un espacio diseñado para los alumnos del nivel medio. Aquí encontrarán programas, contenidos y actividades de la asignatura Historia y Geografía. También podrán acceder a distintos recursos, diarios, películas, videos, textos, música y otros que contextualizan los temas desarrollados en clase.

Prof. Federico Cantó

jueves, 10 de mayo de 2012

LAS CIVILIZACIONES DEL MEDITERRÁNEO

VER ANTERIOR: ESTADO EGIPCIO


2.7. Las civilizaciones del mediterráneo

Hace tres mil años el mar mediterráneo se convirtió en el espacio geográfico en el que se desplegaron importantes civilizaciones que pueden considerarse las iniciadoras de la cultura europea occidental. Cretenses, fenicios, griegos y romanos se sucedieron en el dominio de las aguas del Mediterráneo, de sus costas y de sus tierras interiores. Todas organizaron sociedades complejas basadas en el trabajo esclavo. El mediterráneo fue el canal que permitió intercambiar alimentos, nuevas técnicas, objetos artísticos, instituciones políticas, ideas, creencias y formas de vida.

En las sociedades antiguas del Oriente, el Estado ocupaba un lugar central en la organización de la vida económica y social. Los reyes, faraones y sacerdotes eran los propietarios de la mayor parte de las tierras y los responsables de garantizar su fertilidad mediante la construcción de diques y canales de riego; también eran responsables de organizar la producción agrícola, que estaba a cargo de campesinos libres que debían entregarles tributos.

A partir del año 1200 a.C., los pueblos que vivían en las costas del mar Mediterráneo occidental cambiaron su manera de organizarse. Durante 2.000 años, se fue formando una nueva sociedad con los aportes de distintos pueblos. En este proceso histórico se pueden identificar diferentes períodos.
fresco de Cnossos

El primer período, comprendido entre 2000 a.C. y 1200 a.C., corresponde al desarrollo de nuevas sociedades en la isla de Creta y más tarde en Micenas. En estos casos, la organización social y la cultura tuvieron características muy similares a las que simultáneamente se desarrollaban en Oriente.

         En el segundo período, que se inició alrededor de 1200 a.C., se consolidó la nueva sociedad, caracterizada por la existencia de ciudades-estado muy distintas de las de Oriente: las “polis” griegas como Esparta y Atenas (foto). Uno de los cambios más importantes fue que en las polis, la economía y la sociedad dejaron de estar organizadas por un Estado teocrático. En ellas, fueron las familias y los individuos quienes organizaban las actividades económicas y políticas.

El tercer período corresponde a la historia de la antigua Roma, que fue fundada en 750 a.C. Alrededor del año 100 a.C., la sociedad romana llegó a dominar las sociedades de Oriente y muchos de los pueblos establecidos en el actual territorio de Europa occidental. La guerra fue la principal actividad de los romanos. La ciudad-estado de Roma se expandió; en un principio adoptó la forma de gobierno republicano y finalmente se convirtió en un poderoso imperio.

El medio natural en el que se desarrollaron las sociedades del Mediterráneo fue y es muy diferente del medio natural en el que habitaron las sociedades de Oriente. Por lo tanto, la forma distinta en que aprovecharon los recursos y las diferentes actividades económicas que realizaron fueron la base de la conformación de una nueva organización social.

Las sociedades de Oriente, como Egipto y Mesopotamia, construyeron diques y canales para poder contener y aprovechar el agua de los ríos que se desbordaban. En cambio, los pueblos del Mediterráneo no tuvieron que construir obras de riego.  Ambas sociedades tenían como principal actividad económica la agricultura. Sin embargo, en los pueblos del Mediterráneo, las familias eran propietarias de pequeñas extensiones de tierras en las que, además de cereales, cultivaban vides, olivos, árboles frutales y sobre todo, se dedicaban a la práctica de la ganadería.

Para estas nuevas sociedades, el intercambio comercial también fue muy importante. La actividad comercial originó el desarrollo de las artesanías, especialmente la cerámica, y de la metalurgia, que eran los principales productos que intercambiaban.


Adaptado de M. Alonso, R. Elisalde y otros, El origen de la Europa moderna y el mundo contemporáneo. 3er ciclo EGB, Buenos Aires, Aique, 1997.


ACTIVIDAD N° 18:

1.         Volvé a leer el texto y ubicá en el mapa los lugares que se van nombrando.

2.        En el texto se comparan las nuevas sociedades que se desarrollaron en el Mediterráneo con las antiguas sociedades de Oriente. Ordená la información en un cuadro de dos columnas. En una columna ubicá las sociedades de Oriente y en la otra, las del Mediterráneo. En las filas anotá los aspectos que vas a comparar: propiedad de la tierra, organización política y económica, obras de riego, actividades económicas. Completá ambas columnas y luego subrayá con un color los aspectos diferentes entre cada sociedad y con otro color, los similares. ¿En qué aspectos se asemejan ambas sociedades? ¿En cuáles se diferencian?

4.       Escribí un texto breve que señale los aspectos comunes de las sociedades del antiguo Oriente con las del Mediterráneo.

5.       Organizá una línea de tiempo con los periodos en que se desarrollan las civilizaciones del mediterráneo.


VER SIGUIENTE: CIVILIZACIÓN CRETENSE