> HISTORIA Y GEOGRAFIA NIVEL MEDIO: ATENAS CLÁSICA

Bienvenidos!

¡Bienvenidos!

Este blog es un espacio diseñado para los alumnos del nivel medio. Aquí encontrarán programas, contenidos y actividades de la asignatura Historia y Geografía. También podrán acceder a distintos recursos, diarios, películas, videos, textos, música y otros que contextualizan los temas desarrollados en clase.

Prof. Federico Cantó

sábado, 26 de mayo de 2012

ATENAS CLÁSICA

Ver anterior: Grecia clásica: Guerras Médicas

Atenas

Atenas estaba ubicada en la Península de Ática, próxima al mar, el comercio marítimo fue su principal actividad económica. Por causa de las guerras médicas se convirtió en la principal polis durante el siglo V a. C. ya que organizaba  y controlaba una alianza de casi doscientas polis griegas. Esta alianza, conocida como la liga de Delos, se formó con el objetivo de recaudar dinero y hombres para defenderse del peligro persa.


Al igual que las sociedades del mediterráneo su economía se basaba en el esclavismo. A continuación vamos a conocer algunas características de esta polis, les propongo que lean los siguientes textos que nos van a ayudar a comprender como era la vida en esta sociedad.


Ser esclavo en Atenas

Licio era un hombre joven que se había convertido en esclavo luego de perder sus cosechas por culpa de una plaga que atacó su campo. Era costumbre de su tierra, en Asia, que los hombres que no podían afrontar sus deudas pagaran con su libertad. A él lo compró un rico terrateniente griego llamado Anaxímeres, en el mercado de la ciudad de Atenas.

Anaxímeres, que vivía en una bella mansión de esa ciudad, se dedicaba, junto con otros terratenientes, al gobierno de Atenas. Pero su riqueza provenía de las aceitunas, los aceites y los vinos que se producían en sus campos, que estaban en los alrededores de la ciudad. Allí fue llevado el esclavo Licio para trabajar en los olivares.

Cuando Licio llegó a la finca descubrió que no había ríos a la vista, como era común en su tierra, y que apenas se divisaban algunas pequeñas parcelas cultivadas en los valles. El clima era muy caluroso y seco, pero corría una brisa fresca que le recordó que estaba cerca del mar. En el campo había varias personas trabajando en los olivares. Los hombres tenían aspecto de estar muy cansados y tristes. Entonces se acercó otro hombre con una vara en la mano y, de muy mala manera, le dijo que se incorporara a la cuadrilla de esclavos. Licio, que no estaba acostumbrado a la esclavitud y conocía el idioma de los griegos, le preguntó al hombre de la vara por qué había tantos esclavos en el campo.

–Porque sin esclavos no se puede trabajar la tierra –respondió el hombre sorprendido por la pregunta–. Aquí, los terratenientes no quieren saber nada de trabajar la tierra y por eso compran esclavos. Y ya no preguntes más. ¡A trabajar! –gritó amenazadoramente.
Pero Licio insistió con otra pregunta: –¿Usted es el dueño de estos hombres? ¿Usted es quien me compró?
–No, que va, yo también soy esclavo –dijo el hombre de la vara un poco apenado–, pero como sé hablar griego me pusieron de capataz, y si tenés suerte puede que te ocurra lo mismo, porque te defendés bastante bien con el idioma. En cambio, estos son como animales que no reconocen el idioma de sus amos. Y pegó con la vara al aire para asustar a los otros.Recién en ese momento, Licio reparó en que todos los esclavos eran extranjeros como él y el capataz, y que la mayoría desconocía el griego, que era el idioma de los amos.

Licio terminó su día de trabajo con la puesta del sol y, de camino a las barracas donde dormían los esclavos, vio a otros hombres trabajando en un huerto. Se acercó al capataz para preguntarle si esos también eran esclavos.
–No, son campesinos pobres, son griegos y libres. ¡Bah! Libres es una forma de decir, porque en realidad son tan pobres como nosotros y también tienen que trabajar para los terratenientes. Y ya no te acerques para hacerme preguntas, porque vas a meterme en problemas.
Licio le pidió disculpas y se quedó pensando en esos campesinos, porque vivían mucho mejor que él. Aunque tuviesen que trabajar para los terratenientes, eran dueños de sí mismos, nadie podía comprarlos ni venderlos. Tenían algo maravilloso que él había perdido: la libertad.

Extraído de Cuaderno de Trabajo N.°1, obra citada.


ACTIVIDAD N°25: Lee el texto y respondé las siguientes preguntas.

a.     ¿De  dónde provenía Licio?
b.    ¿Por qué se convirtió en esclavo?
c.     ¿A qué se dedicaba su patrón?
d.    ¿Qué le llamó la atención del paisaje que rodeaba la finca donde iba a trabajar? ¿Por qué?
e.    ¿Qué grupos sociales aparecen en el relato? ¿Qué actividades realizaban?
f.      El relato menciona a los esclavos extranjeros y a los campesinos griegos: ¿qué los diferenciaba?