Bienvenidos!

¡Bienvenidos!

Este blog es un espacio diseñado para los alumnos del nivel medio. Aquí encontrarán programas, contenidos y actividades de la asignatura Historia y Geografía. También podrán acceder a distintos recursos, diarios, películas, videos, textos, música y otros que contextualizan los temas desarrollados en clase.

Prof. Federico Cantó

domingo, 17 de junio de 2012

EL IMPERIO ROMANO

Ver anterior: LA EXPANSIÓN DEL IMPERIO ROMANO

 ¿Qué era un imperio en la Antigüedad?

Un imperio es una unidad política. Se llamaba imperio al sistema político que contenía grandes territorios dominados y controlados por una región central. La figura más importante era el emperador, quien ejercía las funciones de jefe del ejército y autoridad suprema.

La centralización política del imperio era su fuerza, pero también su mayor debilidad. Era su fuerza, porque esa centralización aseguraba que desde los territorios dominados llegara al centro la recaudación de tributos e impuestos. Además, desde el centro se organizaba y se desarrollaba la producción y el comercio.

Pero la centralización política también era la debilidad del imperio, porque, para controlar y gobernar esa enorme organización hacía falta un gigantesco ejército de soldados, y además, una enorme cantidad de funcionarios que formaban una burocracia.

Adaptado de M. Alonso, R. Elisalde, y otros, El origen de la Europa Moderna y el mundo contemporáneo,  3er ciclo EGB,  Buenos Aires, Aique, 1997.

 La riqueza del Imperio



Durante los siglos I y II d.C., el Imperio Romano alcanzó la máxima extensión de sus fronteras. Creció la producción agrícola, se descubrieron nuevos yacimientos de minerales, la producción de artesanías creció junto con las necesidades del ejército y de las numerosas ciudades nuevas, y se desarrolló el comercio en las distintas zonas del Imperio. Como consecuencia de este desarrollo, se generalizó la circulación de moneda.

Sin embargo, la organización económica del Imperio Romano se mantuvo dentro de una relativa simplicidad. Roma, pese al gran auge de la manufactura y el comercio, durante la época imperial, continuó siendo una sociedad agrícola.

Adaptado de El origen de la Europa Moderna y el mundo contemporáneo, obra citada.

Las calzadas o vías romanas

Las comunicaciones dentro del imperio romano resultaban difíciles por la enorme extensión de su territorio. Más allá de las comunicaciones marítimas que permitía la navegación costera del mediterráneo debieron comunicar por tierra las diferentes provincias.

Los romanos eran grandes  constructores de calzadas (en latín, vías calzatas), es decir, caminos pavimentados que comunicaban Roma con todos los rincones de su Imperio. Éstas permitían  el paso de las legiones de soldados,  los carros de los mensajeros imperiales, el traslado de personas y mercaderías de un punto a otro del extenso territorio. Las calzadas servían para comunicar ciudades y aldeas. En las encrucijadas de las rutas se levantaban ciudades o fortalezas para controlar y vigilar los traslados.



ACTIVIDAD N°37:

   1)        Definí el concepto de imperio.

  2)       ¿Cuáles eran las ventajas y desventajas de la organización imperial?

  3)      Confeccioná una lista con las actividades económicas del imperio romano.


Ver siguiente : ROMA Y LA EXPANSIÓN URBANA


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada